Cómo preparar una exposición pública (Comunicación, ponencia, conferencia, clase…)


Como profesora, esta semana he comenzado dos nuevas aventuras que me hacen mucha ilusión: por un lado clases de fotografía en los grados de Publicidad y RRPP, y Periodismo (Universidad Abat Oliba)… y por otro las clases en la especialidad ARTE Y TECNOLOGÍA DE LA IMAGEN del máster PRODUCCIONES ARTÍSTICAS E INVESTIGACIÓN (Universidad de Barcelona, donde también continúo con otros cursos de “laboratorio de fotografía” o “fotografía, narración y memoria” en Bellas Artes).

Precisamente al comenzar con la presentación de la especialidad del máster, hace un par de días, pensé en ponerme manos a la obra con unas entradas que hace tiempo que quería publicar y que están relacionadas con mi experiencia con la tesis doctoral, con la escritura de este blog y la participación en congresos, simposios y conferencias varias: no pretendo descubrir nada nuevo, pero sí que me gustaría compartir con quien lo necesite, algunas reflexiones, consejos y experiencias en esto de la investigación en Bellas Artes y, concretamente, en temas relativos a la imagen. Espero que sean de ayuda.

MorgueFile
MorgueFile. (Todas las imágenes de esta entrada pertenecen a bancos de imágenes que tienen opciones libres de derechos y que podéis usar para ilustrar presentaciones. He linkado cada imagen con su banco respectivo. Para más información y más bancos de imágenes de este tipo es interesante la entrada 12 excelentes bancos de imágenes gratuitos de Juan Diego Polo)

Comenzaré, en esta ocasión, con algunos consejos válidos para presentaciones públicas de comunicaciones, ponencias, conferencias… o trabajos que se han de exponer en clase:

  • Acompaña tu exposición con un apoyo visual que la “ilustre” y ayude al auditorio a ubicarse. Indica en la primera diapositiva, junto al título, tu nombre y la referencia de la institución a la que perteneces (como estudiante, investigador o profesor).
  • Si escribes un texto para ser expuesto (mejor no leer: es lo más aburrido del mundo para quienes asisten al acto) hazlo claro y sencillo. Las frases breves son mucho más fáciles de seguir. Las frases subordinadas y muy complejas deberían estar prohibidas en este tipo de “textos”: así como un lector de libros puede volver a repasar las palabras en las que se ha perdido… si el “oyente” desconecta del discurso lo habrás perdido. Si tienes dudas sobre si la frase funciona o no: lee en voz alta. Si ves que no puedes terminar la frase, que te ahogas… replantéatela.
stock.xchng
stock.xchng.
  • Mi experiencia es que cuanto antes sepa el auditorio de qué vas a hablar y a dónde quieres llegar: mejor. Una vez lo tengan claro, les será más fácil reengancharse si se pierden o ir conectando las ideas que vayas desgranando. Yo suelo poner un esquema de la sesión desde el inicio (lo hago también en mis cursos el primer día y en las clases al comenzar): todo el mundo se siente mucho más tranquilo cuando tiene un plan de ruta, un mapa claro del camino… aunque después pueda ser interesante saltárselo y perderse por una ruta sin explorar. Tener las cosas claras desde el inicio no significa, en absoluto, no tener capacidad de improvisación y saber adaptarse al auditorio que se tiene delante.
    • Con el tema de los esquemas (o de los mapas mentales) ten cuidado porque son muy útiles cuando son buenos pero si son muy pequeños o tienen demasiado texto pueden generar cierto malestar: al no poder verlos bien, tu auditorio puede sentirse abrumado por el exceso de información o desconectar directamente de lo que dices mientras intentan leer y copiar tooooooooooooodo lo que está en el esquema.

    Photo Rack
    Photo Rack.
  • Por otro lado, ya los clásicos tenían claro cuál era el secreto del éxito de todo texto que se precie: introducción, desarrollo y conclusión. No hay misterios en esto.
    • INTRODUCCIÓN: Como ya hemos visto, es importante introducir la sesión dando una visión general del tema que se va a tratar, pero también funciona muy bien conectar el contenido de tu exposición con la actualidad o con tu audiencia potencial: diles por qué es relevante o importante para ellos o para el contexto que vivís eso taaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan interesante que vas a exponerles. ¡Ah! Y créetelo: no hay nada más seductor o interesante que alguien que se emociona con lo que dice. No se trata de montar un circo o de histrionismos varios: se trata de TRANSMITIR. Otra de las cosas que a mí me funciona bastante bien es dejar en el aire una pregunta interesante, de esas que todo el mundo se ha planteado alguna vez, para “volver a ella más adelante”. Las series televisivas descubrieron, hace ya mucho tiempo el poder de “hipnosis” del “continuará”… ¿por qué no usarlo en una exposición? Te ganarás la atención de todos aquellos que quieran saber tu opinión sobre la mencionada cuestión hasta que retomes el tema.
    • DESARROLLO: Es el momento de argumentar razonadamente la tesis o la idea defendida de un modo ordenado, conectado y muy bien estructurado. El caos, el desorden y los titubeos no te ayudarán a dar esa sensación de control del tema y la situación que se necesita para tener credibilidad y ganarte su atención.
    • CONCLUSIÓN: Has de cerrar tu intervención con la idea principal, con aquello que quieras remarcar, resaltar y dejar claro a tu auditorio. Ya has captado su atención en la introducción, has justificado sobradamente el tema en el desarrollo y ahora has de apuntalarlo, subrayarlo y dejar una idea clara en la mente de todo el que te escucha. Si cuando termines has conseguido que puedan resumir en una frase, concisa y sin fisuras, todo lo que has dicho, probablemente se sentirán muy satisfechos de haberte entendido y, si no están de acuerdo (cosa que me encanta cuando sucede), puede generarse un debate muy interesante al final de la sesión. En cualquier caso, debo reconocer que a mí siempre me ha encantado provocar el debate o el interés de las personas que tengo delante y, si el tema lo permite, me divierte lanzar una pregunta abierta. Dejar a todo el mundo pensando: que encuentren su camino antes de que yo les muestre el mío (da igual si estamos hablando de cómo harían una fotografía técnicamente complicada, de cómo hizo Méliès películas “submarinas” con cámaras de madera, o de por qué se ponen unas absurdas columnas “apoyadas” sobre alfombras en algunas fotografías de estudio… ). Esto me resulta especialmente entretenido con los alumnos: terminar la clase con una pregunta y decirles eso de “si queréis saber la respuesta: os espero en la próxima clase”. Ja, ja, ja: no me quejo porque suelo hacer pleno en todas las sesiones y no necesito el “continuará” para que mis alumnos vengan a clase. Pero en la relación profesor-alumno, como en cualquier relación en este mundo, hay que poner un poco de emoción, suspense, intriga… ¡¡¡¡que si no se nos duerme el personal!!! En alguna ocasión, hasta he recibido e-mails de alumnos preguntándome si la respuesta que ellos han encontrado es la correcta porque no quieren/pueden esperar a la siguiente clase para saberlo. Ja, ja, ja: cuando esto sucede… he de reconocer que me siento muy, muy, muy feliz.

    unprofound
    unprofound.
  • ORTOTERRORISMO NO, GRACIAS: ¡¡¡Cuidado con las faltas de ortografía!!! Ser especialista en cualquier otro campo del conocimiento no quiere decir que no importe si escribimos mejor o peor. A mí, personalmente, me entran ganas de llorar cuando veo errores importantes proyectados en tamaño gigante. Me pasó la semana pasada escuchando una comunicación en la que la palabra principal estaba escrita con “b” en vez de con “v” en todas y cada una de las “diapositivas” que había preparado para la presentación la persona que estaba hablando. Son unos errores que nos restan mucha credibilidad y seriedad, pero que son fáciles de corregir si pasamos un corrector de ortografía. Creo que es especialmente triste en un investigador dar muestras de falta de rigor en algo tan simple como esto que puede llevar a que el otro se plantee si en el resto de tu investigación habrás puesto el mismo cuidado y celo profesional.
  • Si eres de los míos (ja, ja, ja: qué sectario suena esto): has de ser consciente de que trabajamos en el ámbito de las artes (audio)visuales y el diseño. Por tanto: ¡¡¡es fundamental que las exposiciones tengan un alto contenido visual o, incluso, audiovisual!! Tu auditorio te lo agradecerá: no des por sabido nada, ni por conocido ningún autor o imagen. Si puedes poner una imagen en pantalla, no la describas: ¡proyéctala! y hazlo siempre acompañándola de su debida referencia: título de la obra, año y nombre del autor (contínuamente reclamamos el derecho a ver nuestro nombre con nuestras imágenes y despúes estoy cansada de ver imágenes “huérfanas” de toda referencia). Además, piensa que puede haber gente interesada en un autor o en una obra concreta que tú muestras y les será más fácil tomar nota si tienen la referencia muy visible en la pantalla). Mostrar todos tus ejemplos bien referenciados no sólo hace más interesante tu exposición para tu auditorio, sino que da una sensación de mayor cuidado y celo tanto en la labor docente como en la investigadora.
Everystockphoto
Everystockphoto.
  • Toda imagen, película u obra de cualquier tipo tiene unos derechos con los que has de tener cuidado (ver IMAGEN Y TEMAS LEGALES). En principio, dentro del entorno académico, se pueden utilizar algunas obras o fragmentos de obra como ejemplo en ponencias, conferencias o clases. Del mismo modo que se pueden usar “citas” de textos, pueden incluirse estos materiales siempre y cuando no hagas un uso indebido de ellos (además, he de decir que normalmente los autores no ponen problemas para usarlas cuando vas a hablar de su obra: sobre todo si se referencian correctamente y se utilizan las imágenes que los autores ponen en sus páginas web). Sin embargo, el tema de las publicaciones es diferente: ¡¡¡mucho cuidado con las imágenes que das para las publicaciones de actas, libros o revistas!!! Si no tienes los derechos de reproducción no se pueden utilizar (salvo los que ya son de uso común). Con las tesis el tema es diferente ya que sólo se hacen unos pocos ejemplares para uso académico y no están a la venta.
  • Como ya te he recomendado antes, es mejor que no leas, pero si necesitas tener el texto escrito delante, como apoyo: subráyalo, señálate en él las palabras principales o los conceptos más importantes para que puedas seguir el orden a simple vista. Otra opción muy útil es preparar muy bien la presentación visual, las “diapositivas” e ir poniendo en ellas los conceptos principales del tema. Cuidado: conceptos, no parrafadas. Este es un modo muy sencillo y ágil de que no te pierdas ni tú ni tu audiencia.
Freerange Stock Photos
Freerange Stock Photos
  • Si la exposición no es como tu texto, no te preocupes: por eso se suelen publicar las actas, para que la gente pueda acceder al texto original. Además, hay congresos y simposios en los que los conferenciantes se eternizan y, para compensar, se acortan increíblemente los tiempos de las comunicaciones con la excusa de que quien esté interesado ya las leerá. Si te sucede esto sobre la marcha: no te pongas nervioso. Tu misión es que el público que tienes delante vea lo interesante que es tu tema y que se queden con las ganas de saber más, de leerlo. Para ello, olvídate del texto, apóyate en tu presentación “visual” y haz un resumen conciso y breve del tema.
  • Lleva siempre tu presentación en un pendrive o en un CD por si acaso (no sería la primera vez que no es posible conectar al proyector tu ordenador y has de usar el dispuesto por la organización). El problema cuando el ordenador no es el nuestro es que puede alterar la presentación bien porque la versión del programa instalado es diferente o bien por esas cosas extrañas que pueden suceder al abrir archivos de Power Point en Keynote o viceversa. Mi recomendación es que te lleves, por si acaso, la presentación convertida a JPGs (si vas a “guardar como” de Power Point verás que te lo permite y en Keynote tienes la misma opción desde “exportación”). A mí, personalmente, llevar siempre una carpeta con todas las “diapositivas” en JPG me ha salvado la vida unas cuantas veces ya que cualquier ordenador tiene un visor de imágenes que abrirá sin problemas los archivos en JPG, que además pasarán rápidamente y sin problemas para cargar. Lo único que se pierde es el audio o las cortinillas (estas últimas yo no las uso). APORTACIÓN INTERESANTÍSIMA DE Pedro Arroyo (que llegó a esta entrada en forma de comentario):”Yo trabajo con keynote y hace poco tuve problemas al fallar el adaptador del macbook al proyector y tuve que utilizar el pc de la sala (sin keynote), pude convertir el keynote a pdf y al menos las animaciones de los textos los respetó y eso era importante pues lo que mostraba era un flujo y necesitaba que no se mostrara todo el texto de golpe, eso sí me quedé sin los vídeos incrustados pero los podía ver fuera del pdf”.
FreeDigitalPhotos.net
FreeDigitalPhotos.net

Por último: duerme bien, descansa la noche de antes y ve con tranquilidad y seguridad porque es tu área de investigación, tu especialidad… y por tanto, si estás seguro de tu trabajo: difícilmente nadie sabe más que tú sobre el tema.

Todas las imágenes de esta entrada pertenecen a bancos de imágenes que tienen opciones libres de derechos y que podéis usar para ilustrar presentaciones. He linkado cada imagen con su banco respectivo. Para más información y más bancos de imágenes de este tipo es interesante la entrada 12 excelentes bancos de imágenes gratuitos de Juan Diego Polo

Anuncios

5 comentarios sobre “Cómo preparar una exposición pública (Comunicación, ponencia, conferencia, clase…)

  1. Buena entrada! Coincido en todo pero lo de lo exportar a jpg no me parece una buena idea para los que hacemos presentaciones multimedia. Yo trabajo con keynote y hace poco tuve problemas al fallar el adaptador del macbook al proyector y tuve que utilizar el pc de la sala (sin keynote), pude convertir el keynote a pdf y al menos las animaciones de los textos los respetó y eso era importante pues lo que mostraba era un flujo y necesitaba que no se mostrara todo el texto de golpe, eso sí me quedé sin los vídeos incrustados pero los podía ver fuera del pdf.

    Esto de las presentaciones es todo un mundo!
    Por cierto enhorabuena por tu blog!

    Saludos
    Pedro

    1. Hola, Pedro,
      Mil gracias. ¡¡¡Muy interesante tu aportación!!! Si te parece bien, la añado en del punto correspondiente (mencionándote como autor intelectual de la propuesta) dentro de la entrada. Como no hago presentaciones con animaciones ni nada de eso… no me había visto en la necesidad, pero sí que es cierto que he visto pdf estupendos en presentaciones.
      ¡¡¡Lo mejor de este blog son sus lectores!!! ¡¡¡Qué nivel!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s