La satisfacción de las cosas hechas por uno mismo… o cómo hacer que te miren “raro”


Érase una vez, por allá por los inicios de los 90, que alguien me dijo que me había equivocado de época al nacer y que era una persona “renacentista” porque hacía caligrafía con plumilla y tinta china (lo que provocó también en aquel tiempo que un vendedor de material de oficina me aclarara que los… Leer más La satisfacción de las cosas hechas por uno mismo… o cómo hacer que te miren “raro”