The family Imprint (La huella familiar), de Nancy Borowick


¡Buenas noches! Regreso ¡por fin! con la intención de recuperar el ritmo de publicaciones en este blog, que quedaron casi suspendidas por mi cambio de trabajo hace unos meses… pero de esto, mejor os hablo otro día con detenimiento.

The-Family-Imprint_Nancy-Borowick_01.jpg
Imagen de La Huella Familiar o The Family Imprint, de Nancy Borowick

De momento, me gustaría recomendaros la exposición La Huella Familiar, de la fotógrafa norteamericana Nancy Borowick, que puede visitarse gratuitamente en el Palau Robert (Paseo de Gracia, 107, Barcelona), dentro del marco del Festival DOCfieldBCN hasta el 3 de febrero de 2019. Lamento no haber llegado a tiempo a escribir sobre este festival, que acaba de cerrar su edición de este año, pero aún tenéis oportunidad de visitar algunas exposiciones que seguirán abiertas hasta el año que viene.

Book_Cover_solo-2-1.jpg
Libro The Family Imprint , de Nancy Borowick, linkado a la página de la autora.

La muestra de Borowick se ha visto acompañada recientemente de dos conferencias de la fotógrafa, que ha visitado la ciudad con motivo de la exposición. Para mí fue un placer poder conocerla en persona en Fotocolectania, en la charla que realizó el pasado 22 de noviembre, tras un intercambio de correos electrónicos que habíamos tenido tiempo atrás precisamente sobre la obra que ahora se expone en Barcelona.

Borowick es una persona atenta, amable, y que supo explicar su proyecto, The Family Imprint, con profundidad y, al mismo tiempo, con gran cercanía. Un proyecto que no sólo se materializa en la exposición que ahora puede visitarse en el Palau Robert, sino que también ha sido publicada en un libro con el mismo título.

La Huella Familiar o The Family Imprint recoge las vivencias de los padres de la fotógrafa, que recibieron tratamiento en paralelo para sendos cánceres en estado avanzado. La exposición y el libro ya mencionados muestran los últimos momentos de sus vidas, que finalizaron con un año menos un día de diferencia.

The-Family-Imprint_Nancy-Borowick_03.jpg
Imagen de La Huella Familiar o The Family Imprint, de Nancy Borowick

Como puede verse en la primera imagen que reproduzco en esta entrada del blog, así como en la fotografía que precede a este párrafo, el cariño que se muestran abiertamente los padres es el centro de las imágenes y consigue ser más importante que el contexto hospitalario que los rodea. Ésta es la característica fundamental de este nuevo tipo de proyectos que se acercan a la enfermedad desde la mirada cercana de un familiar, de un cuidador, de alguien que sufre con el paciente y se alegra con él, de quien vive inmerso también en esa vida cotidiana en la que se combinan los hospitales y las reuniones o las visitas familiares que pueden ser las últimas…

Mi investigación se centra en este tipo de trabajos, especialmente los relacionados con enfermedades crónicas, degenerativas o terminales, desde que terminé mi doctorado (pueden encontrarse parte de mis publicaciones en Academia y en Researchgate). Unos proyectos autorreferenciales que comienzan a aparecer en los últimos años y que son más un testimonio del legado de los seres queridos que la documentación de la enfermedad o los síntomas, que era lo que tradicionalmente hacían los fotógrafos que desde el ámbito médico o periodístico que hasta ahora dominaban la representación de estos temas. En estos trabajos realizados desde el propio entorno, los pacientes salen fortalecidos por las “pruebas” que atraviesan y son aún más dignos de admiración ante los ojos de los fotógrafos-familiares por el modo en el que atraviesan las dificultades. El proyecto, de algún modo, se convierte también en una nueva forma de conexión, de estar unidos durante ese periodo de tiempo complicado, creando juntos unas imágenes y un proyecto que perdurarán y que darán testimonio del cuidado, del cariño, y de su unión.

The-Family-Imprint_Nancy-Borowick_02.jpg
Imagen de La Huella Familiar o The Family Imprint, de Nancy Borowick

Nancy Borowick, como otros hijos fotógrafos o artistas visuales, quiere rendirles un último homenaje a sus padres, recoger su legado, mostrar la fuerza de su vínculo como pareja al mismo tiempo que su vulnerabilidad como seres humanos. La dualidad propia de estos casos autorreferenciales, tanto en fotografía como en audiovisual, que nos abren su intimidad con lo bueno y lo malo, lo trascendente y lo cotidiano… está, por tanto, consiguiendo dar la vuelta a una iconografía de la enfermedad en los espacios públicos que se centraba, con demasiada frecuencia, en lo más duro, dramático y amargo de este tipo de experiencias.

Unas vivencias que eran retratadas habitualmente desde fuera por médicos y fotoperiodistas hasta que (sobre todo) las redes sociales y los recientes cambios en el concepto de intimidad (transformado ya en extimidad por la fuerza de la práctica) han conseguido dar voz a los afectados: hijos, nietos, padres, cuidadores e incluso a los propios pacientes. Estos nuevos agentes de la representación visual de la enfermedad han comenzado a dar visibilidad a otro tipo de imágenes, desestigmatizando y humanizando la imagen pública de algunos colectivos, como los afectados por enfermedades mentales, que considero (y así lo reflejo habitualmente en mis textos) que no han sido justamente reflejados y, en muchos casos, tampoco éticamente tratados.

Por todo lo mencionado, como otros proyectos autorreferenciales, The Family Imprint centra su atención en el amor, en la familia, en las últimas experiencias compartidas junto a los seres queridos, y por ello las imágenes consiguen ser tiernas y mostrar la fuerza del cariño en medio del dolor y de todo el proceso de la enfermedad e incluso de la muerte. La originalidad de este proyecto reside en el hecho de que ambos padres estuvieran enfermos al mismo tiempo, en la conexión profunda de toda la familia y en el peculiar sentido del cariño y del humor que se respira en todas las imágenes, además del estilo personal de Nancy Borowick, que consigue con sus fotografías mantener un complejo equilibrio entre lo íntimo y lo publicable, que nos mantiene atrapados a través de todo su trabajo.

The-Family-Imprint_-Nancy-Borowick_04.jpg
Imagen de La Huella Familiar o The Family Imprint, de Nancy Borowick

The Family Imprint es un retrato, desde dentro, sobre el amor, la enfermedad, la pérdida e incluso el duelo. Un proyecto imprescindible, que encuentra la belleza y la trascendencia tanto en la salud como en la enfermedad, para todos aquellos que os interesáis por los temas de la memoria, la imagen y la fotografía familiar.

La autora, esa misma semana, presentó también su proyecto junto a Maria Abad, investigadora de VHIO Vall d’Hebron Institute of Oncology, en colaboración con la Fundación Fero, Fundación d’Investigación Oncológica. No pude asistir a la conversación, que versó sobre “cómo documentar la enfermedad, el acompañamiento en primera persona, los procesos paliativos y la fotografía como herramienta de sensibilización”, según los organizadores de DOCfieldBCN. Como ellos mismos indican: “Sólo cuando nos enfrentamos a nuestra propia muerte entendemos y valoramos la vida”.

Gracias a Nancy Borowick por compartir sus imágenes y a DOCfieldBCN por exponerlas en Barcelona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.