Seducidos por el arte: DESPEDIDA de una gran exposición


cartelHoy domingo, 19 de mayo de 2013, termina la gran exposición “Seducidos por el arte. Pasado y presente de la fotografía“. Aquellos que aún no hayáis visto esta muestra organizada por La Obra Social”la Caixa”, en colaboración con la National Gallery de Londres, aún tenéis tiempo para visitarla (el horario de domingo es de 10:00 a 21:00).

¿Por qué es interesante esta expo? Porque hace un interesante recorrido por los géneros fotográficos reuniendo obras pictóricas clásicas con imágenes de los primeros grandes maestros de la fotografía del s. XIX que siguen su estela y cierra el conjunto con fotografías y videoarte contemporáneo que trabajan en la misma línea.

Vídeo promocional de la exposición que puede daros una idea de cómo es la muestra
Vídeo promocional de la exposición que puede daros una idea de cómo es la muestra

Como puede leerse en la presentación en la página web del Caixaforum: “”Seducidos por el arte. Pasado y presente de la fotografía” presenta, por un lado, la historia del arte como motor de innovación de la fotografía del siglo XIX y, por otro, los orígenes de la fotografía como catalizadores del trabajo de fotógrafos contemporáneos. Las pinturas y las obras fotográficas, antiguas y contemporáneas, se presentan agrupadas de acuerdo con los géneros tradicionales, como el retrato, el bodegón o el paisaje, para poder explorar las relaciones que se establecen tanto con respecto al estilo visual, como a la experimentación técnica o al método artístico”.

detalle_tripticoDe este modo, al recorrer la exposición y ver agrupadas las obras de arte contemporáneas con las fuentes originales de las que recibieron su influencia en tema, color, tratamiento de la luz… se termina con una idea bastante amplia de cómo han funcionado las sinergias entre pintura y escultura con fotografía y videoarte, sobre cómo los artistas de diferentes medios se “citan”, se “rinden tributo”, se inspiran… o directamente se apropian de lo que han hecho sus antecesores.

Captura_video_2Desde las herencias más directas hasta las más sutiles o, incluso, conceptuales, la exposición va dibujando el recorrido del legado cultural, artístico y expresivo de los últimos siglos no sólo en Europa y EE.UU, sino también en otros lugares a los que la influencia de Occidente llega cada vez mejor y más rápido (sobre todo tras la invención de la fotografía y su papel en la reproducción de obras de arte para su difusión y, últimamente, todo el desarrollo de Internet y las apps para dispositivos móviles). Esto tiene su lectura buena… y también mala. Por lo que estará bien que vayáis a la expo con alguien con quien comentar y discutir si realmente está clara la influencia que propone el comisariado, o no, hacia dónde nos lleva todo esto…

broadhead_madonna_dulzor

Y si tenéis niños: no hay problema. Existe una sala lúdica en la que podrán retratarse a la antigua usanza empleando tecnologías muy contemporáneas… aunque he visto a más adultos que menores jugando a formar parte de esa gran galería de retratos de la exposición.

efe_video

Entre los artistas que encontraréis en la exposición, podríamos destacar, entre los clásicos, por ejemplo, a Gainsborough, Ingres, Vernet o Fantin-Latour.

The Great Wave, Gustave Le Gray, Sète, 1857
The Great Wave, Gustave Le Gray, Sète, 1857

A ellos se suman conocidísimos nombres de los primeros grandes fotógrafos del s. XIX como Julia Margaret Cameron, Gustave Le Gray o Roger Fenton, y a artistas contemporáneos como Hiroshi Sugimoto, Richard Billingham, Craigie Horsfield, Rineke Dijkstra, Thomas Struth, Richard LearoydOri Gersht y Beate Gütschow… aunque la lista es mucho más extensa, incluyendo obras anónimas como un fabuloso estuche de madera con un relieve en plata que contiene cuatro pequeños y fabulosos daguerrotipos con unos fantásticos desnudos del s. XIX, un álbum de cartes de visite o un retrato en miniatura de los que solían hacerse antes de la aparición de la fotografía (para más información sobre esto, leer ” La fotografía y el álbum familiar. Del estudio del fotógrafo a la sala de exposiciones pasando por la intimidad del hogar”). Sorprende poder ver a tantos autores conocidos de diferentes épocas, estilos y técnicas reunidos y relacionados para dar un panorama bastante completo de la evolución de los géneros y la imagen en los últimos tiempos.

gersht_flores_blow_up

Por lo que pude observar, y por lo que me comentan, la estrella de la exposición es la obra de Ori Gersht: BLOW UP. Tanto la fotografía que se exhibe como los dos vídeos que se proyectan eran los más rodeados de público y, sobre todo en los vídeos, algunas exclamaciones te hacen darte cuenta de lo importantes que pueden llegar a ser los “efectos especiales”. Lo cierto es que la idea es muy buena: congelar flores con nitrógeno líquido, ponerles unas cargas que al explotar hagan saltar en mil pedazos los pétalos… que son grabados en su estallido y fotografiados a velocidad alta. El resultado es impactante y de una gran belleza, como lo demuestra el hecho de que sean portada del catálogo, del tríptico y los carteles de la exposición.

A título personal he de destacar la presencia de numerosas obras autorreferenciales y de varios artistas que trabajan el tema de la memoria personal o de la historia, con imágenes muy conocidas y que merece la pena ver en originales que juegan con los grandes formatos o las miniaturas, además de con diferentes formas de positivado, impresión o materialización que apenas puede apreciarse en las reproducciones de catálogos, libros o de las webs. Sin embargo, he de reconocer que con lo que realmente me quedé absorta fue con las 4 fotografías de Hiroshi Sugimoto, hasta el punto de terminar casi viendo moverse el agua.

Detalle de la web de Hiroshi Sugimoto, en la que podéis encontrar una descripción y algunas imágenes de sus SEASCAPES (1980-1996)
Detalle de la web de Hiroshi Sugimoto, en la que podéis encontrar una descripción y algunas imágenes de sus SEASCAPES (1980-1996)

Es lo que tiene ir sola, llevar más de 24 horas en completo silencio tras varios días leyendo a teóricos del islam que reflexionan sobre lo humano y lo divino para un trabajo de antropología (y esto me tiene dando vueltas a las diferentes maneras en las que los seres humanos entendemos la espiritualidad y cómo, en la esencia, éstas no son tan diferentes)… así que supongo que tenía uno de esos momentos de vaciado interior en los que puedes conectar con otros silencios. Sin ser consciente de ello realmente, por unos instantes, mi mente me hizo una de esas jugadas mágicas que te dejan descolocado y, de pronto, el horizonte de las marinas de Sugimoto cobró vida ante mis ojos. No era para menos: sus imágenes son compositivamente muy sencillas pero cargadas de significado, parecen retratar la nada pero lo hacen de un modo elocuente. Por todo esto, a mi me resultan mesmerizantes por su minimalismo cargado de atmósfera, memoria y sensaciones. Son poesía en estado puro, espiritualidad destilada y, sobre todo, una invitación al recogimiento, a la introspección… al silencio.

Como decía Walt Whitman en Leaves of Grass (1900)

Immense have been the preparations for me,
Faithful and friendly the arms that have help’d me

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s