La fotografía ¿nunca? miente: la manipulación fotográfica antes del Photoshop


Durante varios años he sido la coordinadora y profesora de una asignatura de la licenciatura de BB.AA. (UB) titulada “Fotografía Digital” y cada vez que alguien se enteraba en una fiesta, una cena o cualquier otro tipo de reunión social, me hablaba, indefectiblemente, de la manipulación de las imágenes, como si ésta hubiese nacido con el Photoshop. Además, saberme poseedora de habilidades manipuladoras de tal calibre me convertía también con asiduidad en foco de miradas críticas y sospechosas.

Exposición "El comisario desaparece" State Museum of GULAG History de Moscú
Exposición “El comisario desaparece” State Museum of GULAG History de Moscú, 2012.

Siempre he defendido que la ventaja desde que la fotografía digital existe es que, al menos, la gente asume que puede haber manipulación en lo que están viendo, mientras que en la fotografía analógica aquello de “lo he visto en una foto” era el equivalente a decir: es verdad… cosa que no era cierta. Yo retomaría una manida frase y la “retocaría” con este procesador de texto que también manejo sin problemas (aunque nadie me mire con suspicacia por ello) para dejar algo así como: la fotografía (¿nunca?) miente. No sólo porque el simple hecho de componer, recortar un encuadre o cambiar una angulación de cámara ya implica un cambio sustancial que puede afectar al significado de lo que se puede ver hasta puntos insospechados… como han comprobado algunos de mis alumnos en las sesiones en las que hemos analizado fotografías de portada de diarios sobre temas políticos (o deportivos).

Fotografía de la época de Stalin en la que se hizo "desaparecer" a Trotski y Kámenev. Desconozco el nombre del autor.
Fotografía de la época de Stalin en la que se hizo “desaparecer” a Trotski y Kámenev. Desconozco el nombre del autor.

A esto hay que añadir las manipulaciones de las imágenes a través de los fotomontajes como los que hicieron famosos las Vanguardias y, por si todo esto fuera poco, podríamos hablar de todos los retoques realizados en la Alemania de Hitler, en la España de Franco o los extremos a los que se llegó en la manipulación fotográfica de la Unión Soviética (por no hablar de su cine, de las películas sobre la Revolución Bolchevique, y de cómo éstas revolucionaron el montaje cinematográfico demostrando que también podía ser ideológico).

Fotografía manipulada de la época de Stalin. Desconozco el nombre del autor.
Fotografía manipulada de la época de Stalin. Desconozco el nombre del autor.

De hecho, a principios de este año, el State Museum of GULAG History de Moscú realizó la muestra “El comisario desaparece“, en la que reunió 150 imágenes manipuladas en la época de Stalin. El diario Público (aunque parece que las palabras salen de la agencia EFE) resume del siguiente modo lo sucedido durante el mandato de este dirigente en la URSS: “El retocado de fotos se convirtió en una auténtica industria, en la que tanto se borraban las arrugas y el ceño fruncido del rostro de Stalin, como los papeles tirados en el empedrado por el que caminaban los dirigentes, como compañeros de Lenin de la lucha clandestina contra los zares con los que acabó enemistándose. Continuamente de los museos soviéticos se retiraban por motivos políticos fotografías, que eran tratadas con escalpelo y pulverizadores de tinta, tras lo que retornaban ya retocadas, de forma que sólo los más avezados notaban los cambios y las ausencias”.

En este mismo diario se explica el modo en el que se consiguió prácticamente erradicar de la historia a algunos personajes importantes, con unas técnicas que a mí siempre me han recordado a ciertas novelas de ciencia ficción como 1984 de Orwell o Un mundo feliz de Huxley: “Los estalinistas acuñaron el concepto de “responsabilidad personal”, por lo que la misma tenencia de fotos de enemigos del pueblo” podía acarrear penas de cárcel a su propietario, por lo que los ciudadanos soviéticos se apresuraron a contribuir activamente a la campaña de falsificación. En su mayoría, esos personajes históricos no volvieron a ver la luz hasta la Perestroika o, en el peor de los casos, hasta la caída de la Unión Soviética, aunque unos pocos fueron rehabilitados tras la muerte de Stalin en 1953″.

Material promocional de la Exposición "Faking it" del Metropolitan Museum of Art de NY, 2012
Material promocional de la Exposición “Faking it” del Metropolitan Museum of Art de NY, 2012
Untitled, Jerry N. Uelsmann, 1976, copia de 1980. David Hunter McAlpin Fund, 1981. © Jerry N. Uelsmann
Untitled, Jerry N. Uelsmann, 1976, copia de 1980. David Hunter McAlpin Fund, 1981. Expuesta en “Faking It. Manipulated Photography Before Photoshop“. Metropolitan Museum of Art de Nueva York. © Jerry N. Uelsmann

En estos días (Del 11 de octubre del 2012 hasta el 27 de enero del 2013), a esta muestra de principios de año se suma otra en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York que, bajo el título “Faking It. Manipulated Photography Before Photoshop“, reúne más de doscientas fotografías que recorren la historia de la manipulación de la imagen desde 1840 hasta 1990.

Muchas de estas imágenes, se indica en la página del museo, fueron alteradas después de la exposición del negativo: a través del fotomontaje, la combinación de imágenes, el retoque, el pintado… La diferencia con la otra exposición mencionada es que, en este caso, las imágenes no son sólamente políticas sino que recogen un amplio abanico de ámbitos y géneros fotográficos desde el artístico al publicitario.

Untitled, Jerry N. Uelsmann, 1969, Twentieth-Century Photography Fund, 2011. © Jerry N. Uelsmann
Untitled, Jerry N. Uelsmann, 1969, Twentieth-Century Photography Fund, 2011. Expuesta en “Faking It. Manipulated Photography Before Photoshop“. Metropolitan Museum of Art de Nueva York.© Jerry N. Uelsmann

Por tanto, tras varios años escuchando a quienes poco saben de manipulación fotográfica hablando de las demoníacas y perversas posibilidades del Photoshop… me alegra enormemente que este año sea el de las grandes exposiciones sobre la manipulación fotográfica en la fotografía analógica… y que ojalá pronto se realice una muestra de este tipo en nuestro país.

Me gustaría que comenzaran a caer ciertas ideas preconcebidas sobre la fotografía (digital o analógica), que la composición fotográfica se estudiara más allá de las facultades de BB.AA. y de los cursos técnicos de fotografía… porque lo que muestran estas exposiciones es que la fotografía es cualquier cosa menos una captura “objetiva” de la realidad y la verdad (concepto al que muy pronto dedicaré una entrada). Por tanto, me parece imprescindible empezar a enseñar a descifrar sus códigos, su semiótica y sus claves… porque no sólo la historia siempre la han escrito los vencedores sino que mientras nos creamos lo que nos cuentan, seguiremos enterrando la memoria de los vencidos.

Through today’s eyes, we can see that the old adage “the camera never lies” has always been photography’s supreme fiction” The Metropolitan Museum of Art, NY.

Si te interesa este tema, también puede interesarte leer:

Anuncios

5 comentarios sobre “La fotografía ¿nunca? miente: la manipulación fotográfica antes del Photoshop

  1. Tienes razón. Ahora, con el Photoshop, la manipulación simplemente se ha hecho más fácil y más al alcance de todo el mundo. Más rápida. Pero ha existido siempre!

    Tiene muy buena pinta la exposición del Metropolitan!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s