Etiquetas


Peonias (Colodión), obra de la serie "Frágiles", de Lola Montserrat.

Peonias (Colodión), obra de la serie “Frágiles”, de Lola Montserrat.

Hace ya algunos años (de cuya cantidad intento no acordarme) Lola Montserrat me abrió las puertas de la fotografía digital y de las técnicas del s. XIX. Yo estudiaba entonces en IDEP y encontrarme a alguien con los conocimientos de Lola, su inmensa capacidad docente, su sentido del humor y la pasión con la que daba sus clases… fue todo un descubrimiento.

Desde entonces, me declaro firme admiradora de Lola Montserrat tanto por su labor docente como por su trabajo artístico: precioso y preciosista. La misma pasión, el mismo encanto, la misma sabiduría y saber hacer… y ese innegable poder de seducción que pone en las clases y en la vida… está en sus imágenes. Imágenes que pueden verse a partir del miércoles que viene (inauguración a las 19:30) en F. Català-Roca, espai de fotografía (Golferichs) en una exposición de colodiones titulada “Frágiles”.

Lola sabe mucho, muchísimo, de fotografía tanto digital como analógica y desde hace años hace colodiones (colodión húmedo o collodion wet plate en inglés) porque en ellos ha encontrado una vía de expresión para su particular mirada del mundo. Los retratos de esta artista, tanto de personas como de flores (porque cuando las plantas pasan por las mirada de Lola tienen tanta personalidad y carácter que se trasforman en personajes de su propia historia), tienen una pátina muy especial en la que se recoge un aura añeja, sabia, vivida y fascinante.

La mirada de esta artista, incansable investigadora de las maneras de mirar y capturar la luz, trasforma estas humildes flores, de vida exigua, en imágenes eternas y en emblemas de la memoria de una naturaleza que nos trasciende. Mirando, por ejemplo, las peonias que aparecen en las postales que se han impreso con motivo de la exposición, pienso en todas las peonias pasadas, presentes y futuras. Todas esas flores que han poblado/poblarán el mundo y dado goce estético a tantas generaciones. Y me pregunto si siempre han sido iguales, si mi experiencia al mirarlas coincide con la de alguien en el siglo XVIII y quizás, incluso, con la de un oriental de tiempos inmemoriales.

Y me sorprendo a mí misma planteándome los orígenes de una planta, las maneras en las que ha sido mirada por la humanidad, la esencia misma de la imagen… a partir de una imagen sencilla, elegante, austera y sin estridencias en un mundo plagado de imágenes barrocas, chillonas y recargadas. Pero no es de extrañar que estas luces capturadas en su esencia por un método anciano como el colodión, desnudas de color y adornos innecesarios por una artista esencialista, y finalmente impresas digitalmente con los métodos más contemporáneos consigan ir más allá de la mera apariencia para trasportar al espectador a una deliciosa experiencia artística y, por qué no, filosófica.

De la serie "Fràgils", de Lola Montserrat

De la serie “Fràgils”, de Lola Montserrat

Lo cierto es que las imágenes de “Frágiles” seducen con la promesa del placer estético y atrapan con el descubrimiento de un secreto, de un misterio, que nos lleva mucho más allá de ellas mismas por los sombríos o luminosos caminos de la memoria de la humanidad. Por eso sus imágenes fascinan, hipnotizan y enamoran…

Por eso, a veces pienso que los ojos de Lola atraviesan la materia y alcanzan la esencia de las cosas por un proceso que ya no es químico sino alquimia en estado puro. Y, descubierto este secreto de laboratorio, está claro que el resultado de la trasmutación alquímica del tiempo sólo puede ser oro… lo que convierte a cada una de estas imágenes en una joya de valor incalculable.

“Frágiles” puede verse del 3 de mayo al 22 de junio. Lugar: F. Català-Roca, Espai de fotografia. Sala Golferichs. El Xalet

Artista: Lola Montserrat

Anuncios